Madrid despide a Manuel Jesús «El Cid» ante una salida a hombros con cambio de rumbo gracias a los infumables de Fuente Ymbro

Fotografía: José Antonio Mancha

Manuel Jesús «El Cid» a marcado una historia en la tauromaquia, embarcada en la pura verdad del esfuerzo ante esa llegada a Madrid con la idea clara de ser figura del toreo, cosechando a base de esfuerzo y ilusión nueve tardes de novillero en Las Ventas que pusieron su nombre, recogiendo el aliento del publico ante una alternativa de manos de Finito de Cordoba y ante el toro Gracioso en la monumental el dia 23 de Abril del 2000, consagrándose figura del toreo ante una encerrona en la primera plaza del mundo y ante toros de Victorino el 5 de Junio de 2015, además de cosechar dos puertas grandes y decir adiós ante el reconocimiento de un publico exigente de Madrid que le sacaba a hombros por la puerta de cuadrillas. Un dia 4 de octubre que marcara una historia mas en la tauromaquia, ante un toreo querido por Madrid y una tarde donde la verdad de su temple se antepuso al nulo juego inmerecido de los de Fuente Ymbro.

El torero de Salteras pisaba el albero de la monumental para despedirse de ella con una sonrisa y una emotiva ovación que le hacia le obligaba a salir dos veces a saludar. Mas que un toro, se topo con un bisonte en la apertura de la tarde, a la que un gran recibo por delantales y esa mano izquierda prodigiosa dejaron claro porque es un torero de Madrid, pero el de Fuente Ymbro no quiso ayudar, viniéndose a menos y obligándole al diestro a coger los aceros sin llegar a estallar su toreo. Gritador fue el encargado de despedirle, pero no como se merecía, ya que salió noble, pero nulo de fuerzas, cogiéndole el diestro con alfileres para sacarle muletazos sueltos por el izquierdo que quedar en la retinas de los aficionados.

Emilio de Justo empezó la tarde viendo devolver a el primero de su lote para lidiar un ejemplar de Manuel Blázquez, un toro nulo de juego al que poco pudo hacer el diestro y al que despidió con una nula visión de los aceros. Un manso fue el segundo de su lote al que expuso mucho, sacando detalles sueltos que se malograban con el acero

Ginés Marín poco pudo hacer ante un toro sin clase y rajado al que se puso con mucha verdad, para esponer  sin responder el ejemplar. El mejor de la tarde le tocaba al extremeño, no viéndolo en ningún momento, dejando una faena sin estructura y fallando reiteradamente con los aceros.

Resultado del festejo:

Manuel Jesús ‘El Cid’: Silencio y vuelta al ruedo.

Emilio de Justo: Palmas tras aviso y saludos.

Ginés Marín: Silencio en ambos.

Ejemplares de la ganadería de Fuente Ymbro: Escasos de fuerzas, desclasados y mal presentados

 

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /customers/8/8/d/desdechiqueros.es/httpd.www/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.