La vuelta de los toros a Parla trae como regalo el indulto de Alanbito y la tripleta por la puerta grande

Fotografía: José Antonio Mancha

Tras un año sin feria taurina, la localdiad madrileña de Parla abría nuevamente las puertas de su coso para vivir la corrida estrella del regreso de los toros al municipio. Un festejo que como telonero, colocaba a sus toros por el encierro tradicional, para que el aficionado pudiera disfrutar de un encierro con muchos matices y ejemplares por encima de los lidiados en las ultimas cinco ferias.

La tarde arrancaba ante un paseíllo emotivo y un reconocimiento al diestro Manuel Jesús «El Cid» por parte de la Asociación Cultural taurina de la localdiad, en agradecimeinto a todo lo que ha realizado por la fiestas y las tardes cosechadas en el albero. Medecito era el primero en salir al albero tras el año en ausencia, topándose el diestro ante un noble, pero escaso de fuerzas de el Pilar al que El Cid le imprimió veronicas con mucho temple y una faena muy medida y templada por ambos pitones. La puerta abierta en la mano tenia el diestro, pero eso le dio igual, pisando el acelerador ante un complicado ejemplar, al que lidio hasta meterlo en el capote para dejarle dos veronicas y una media templada. En la muleta lo embullio para dejarle naturales a cámara lenta y derechazos con su identidad.

Javier Cortes dejaba en su primera faena verónicas ceñidas, que remataba con una gran media en el eje de la plaza. En la muleta arranca la faena en los medios con pases cambiados y manueletinas al limite para encadenar una faena con verdad y poder. En el quinto de la tarde se topo con Sospechoso, al que ofreció verónicas junto a chicuelinas para atemperar una brutal embestida. En la muleta realizó una faena asentada, que ofrecía naturales ceñidos y muy templados.

Román Collado no quiso dejar pasar el tren,  arrancado su faena probándolo con el capote sin opciones para lucirse. Un complicado tercio de banderillas, dieron paso a la faena de muleta a la que el intenta apretar para sacarle lo poco que tenía. La apoteosis llegó en el que cerraba la tarde ante Alambito numero 51, un toro nacido en febrero de 2015 ante una capa negra correada. Ante un inicio con la cara por las nubes y tan solo tres verónicas sueltas, el ejemplar pasaba por el caballo, para en la muleta mostrar complicaciones, a las que el diestro valenciano tapo ante un toreo de poder, que hizo no ver como se rajaba el ejemplar en cada muletazo y lograr la euforia del indulto.

Resultado del Festejo:

Manuel Jesús «El Cid»: 4 orejas

Javier Cortes: 4 orejas

Román Collado: Silencio y 2 Orejas y rabo simbólico

Ejemplares de la ganadería de El Pilar: Presentados muy por encima de la categoría de la plaza y nobles en línea general. Destacar el primer ejemplar y el indultado sexto.

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /customers/8/8/d/desdechiqueros.es/httpd.www/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.