La Solana vibra ante la rivalidad de dos promesas a las puertas de Madrid y un joven llamado Víctor Hernández queriéndole anular el protagonismo

Fotografía: José Antonio Mancha

Hay un dicho que dice, toros, sol y moscas, y que mejor dicho para asimilar una gran tarde de toros en la localidad de La Solana. Una tarde de domingo en la que Carlos Aranda, quien llegaba al coso habiendo toreado el dia anterior en Villalba sin suerte en el lote y Mario Soto salían al coso con la vista puesta en su próxima tarde en el coso de las Ventas, pero con el compromiso de no dejarse ganar la batalla por esa promesa que dio tantos golpes en el escalafón de sin caballos y que a pesar de su poco rodaje con el castoreño esta ganado las batallas nuevamente. Pero no podía faltar el rey, el toro, y que ejemplares de Nazario Ibáñez se vieron en el coso, un encierro a pedir de boca con seis ejemplares con mucha calidad.

Mario Sotos, ese torero que tantas veces se a revindicado en las capeas, abría la tarde ante un gran ejemplar al que saco tandas ceñidas y templadas con el derecho y naturales sueltos con mucho poder y remato con manueletinas y una gran estocada 1 OREJA En el cuarto de la tarde veía la devolución de su primer ejemplar, saliendo el cuarto bis al ruedo, al que dejo verónicas asentadas para finalizar con una chicuelinas y una larga. En la suerte de varas lo dejo en el caballo por zapatias siendo mal picado y rompiendo un poco el gran esfuerzo que estaba haciendo el novillero. Ya en la muleta se topo con un novillo con muchas teclas al que a base de enrazarse le coge el aire, dejando una faena de valor y arrimones. 1 OREJA

Carlos Aranda dejo verónicas con gusto y conocimiento al abrirle el compas, dejando un quite por chicuelinas en los medios que ponían la plaza en un caldero. En la muleta puso largura, empaque y templanza, no llegando del todo al público por no tener ceñimiento. 2 OREJAS Empaque en las verónicas que ponen la plaza en pie como cierre de su tarde, y en la muleta descubrió un novillo con ritmo, pero que no humillaba, sacándole tandas por el derecho alargando la embestida y poniendo mucho temple, pero malogrando con la espada . SILENCIO

Ese torero frio de aspecto, pero caliente el toreo, volvía a los cosos para decir, no os olvidéis de mi nombre, porque Víctor Hernández os sorprenderá siempre. Abrió dejando verdad en el capote, destacando una gran brionesa. En la muleta arranco por estatuarios en el tercio para dejar una faena asentada, aguantado y con muchos matices ante un novillo con muchas teclas. 2 OREJAS Con la puerta grande asegurada fue a decir aquí mando yo, dejando dos faroles de rodillas encadenados con unas ceñidas verónicas. En el caballo vino el caos de la tarde al derribar a Israel de Pedro sin consecuencia, pero dejando un espectáculo indigno de la cuadra de caballos al intentar durante mas de cinco minutos levantar castigando al caballo de picar sin compasión con la pata rota. Pero tras los muchos capotazos dados por el percance, el novillero no quiso dejar su quite, realizándole unas tafalleras con sabor. En la muleta deja un toreo enrazado de cercanías. 1 OREJA

Resultado del festejo:

Mario Sotos: Oreja en ambos

Carlos Aranda: 2 orejas y silencio

Víctor Hernández: 2 Orejas y oreja

 Ejemplares de Nazario Ibañez:  Bien presentados, con fondo y nobles en general.

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /customers/8/8/d/desdechiqueros.es/httpd.www/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*