Villaseca de la Sagra hace rugir su plaza en la apertura de la VI edición del Certamen Alfarero de Plata

Fotografía: José A. Mancha

El Alfarero de Plata de Villaseca de la Sagra ya marcaba en la presentación de su sexta edición, que iba a marcar la diferencia entre todos los certámenes, dejando 62 inscritos de los que el certamen seleccionaba solo 25 aspirantes, apostando por su cantera al dejar participar a siete promesas de la tierra. Muestra de la expectación se vio en los tendidos, donde se pudo ver a novilleros de la talla de Aitor Fernández, Borja Collado, Jorge Molina, los banderilleros Candelas, Julián Gómez Carpio y muchos aficionados de lo mas exigentes de la sagra. Un certamen marcado por un ganadero que bajo el mandato del micrófono, oriento todo el tentadero y que antes de su inicio, pasaba por el túnel del miedo para desear y dar consejos a los cinco primeros promesas.

El primer tentadero ponía el nivel por la nubes, al dejar cinco vacas de la ganadería de Antonio López Gibaja de un gran nivel a lo que El Primi, Álvaro de Chinchón, el toledano Miguel Zazo, José María Trigueros y Sebastián Marín le ofrecieron faenas de mucho nivel, rematando el diestro Esaú Fernández, quien dejo una faena de temple que puso en un caldero al coso.

Berrisquilla abría la VI edición, dejándose ver en el caballo hasta tres ocasiones y ofreciendo nobleza y fijeza. El novillero El Primi llegaba desde Sevilla para dejar muletazos con mucha solvencia y templanza, que pronto llegaban al tendido.

Álvaro de Chinchón, llegaba al coso demostrando de su gran capacidad de entender los animales, dejando una faena con muchos matices ante una vaca brava que le puso muchas complicaciones.

Miguel Zazo era la primera apuesta toledana del certamen, pero como dice el refrán, tarde de expectaciones, tarde de decepcionas. el novillero se topaba con una vaca floja que ya mostro su condición desde el tercio de varas, llegándose a caer en el pero del varilarguero. Pases sueltos, pero sin ligar por la condición del la vaca.

Jose María Trigueros se encontró ante una vaca que arrastraba el hocico en cada envestida, a la que la promesa le realizo una faena de menos a mas, finalizándola con dos grandes tandas por naturales, que acompañados de unas embestidas de lejos, ponían un nivel difícil para el jurado.

Cerraba el primer tentadero clasificatorio el extremeño Sebastián Marín, quien puso como cierre un toreo encajado y muy plástico que tocaba la fibra de los aficionados. Una faena que arranco de rodillas con temple y que dejo tres preciosas tandas por naturales y una grandiosa tanda por el derecho.

Esaú Fernández ratifico su injusticia por la inclusión de su toreo en las primeras ferias, dejando una faena que brindada a los promesas, que con mucho temple, consiguió meter a una vaca con muchas teclas, pero con condiciones de aprobado el ganadero. Muletazos ralentizados, cercanía en cada embestida, suavidad y temple pusieron fin a un tentadero que hizo soñar con el futuro del toreo

Entrevista:

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /customers/8/8/d/desdechiqueros.es/httpd.www/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*