El coso de Domingo Ortega vive la verdad del toreo ante un festival que disfruto de un indulto, nueve orejas y el sueño del mejor toreo de los veteranos y el futuro toreo de las promesas

Fotografía José A. Mancha

La localidad toledana de Borox, más conocida como la cuna de Domingo Ortega, vivía uno de los festivales más emocionantes de la temporada, en la que el cartel lo componían un rejoneador de la talla de Borja Baena, que tras estar muchos años aparatado de los ruedos, reiniciaba su trayectoria en el pueblo que lo afinca; un torero consagrado con más de veinte años de alternativa y que sabe lo que es abrir la puerta de la monumental, Eugenio de Mora; un torero de dinastía, El Capea; un joven torero que rompió las barreras en su etapa con caballos y que esta a escasos días de confirmar su alternativa en Madrid, Cristian Escribano; y como cierre de un festival de los de antaño, de los puros, una promesa como Raúl Puebla. Un festival en el que el ganado de San Pelayo fue el eje del éxito, ya que se aplaudieron al arrastre 1º y 3º, se le dio la vuelta al ruedo al 2º y se indulto un 5º llamado Botinero que podéis ver AQUI y que en cada lidia se trasporto el público a otra época, gracias al cante flamenco de Sonia Cortes y Juan Suarez.

La tarde la abría el rejoneador Borja Baena, quien ha decidido reaparecer al final de esta temporada, teniendo por delante citas importantes. El rejoneador abría la tarde ante un gran ejemplar al que lucía con cercanías en largas para arriesgar en cortas dejando al ejemplar que eligiera los terrenos y finalizar con una gran estocada 2 OREJAS

Eugenio de Mora metía a su novillo en el capote para dejarle verónicas desde los medios al tercio que finalizaban con una preciosa media. En la muleta arranco por doblones para coger la mano izquierda y dar dos grandes naturales de inicio y terminar armando un lío con tandas de ensueño. 2 OREJAS y VUELTA AL RUEDO AL NOVILLO

El Capea topaba con el que más teclas tuvo del festival,  sacando con el capote dos largas cambiadas y tres grandes verónicas para dejar ver la intención del diestro. En la muleta realiza una faena afincada a los medios en la que dejo dos grandes tandas por el derecho y muchos matices por el izquierdo. 1 OREJA

Cristian Escribano hacia revivir la ilusión al coso de Domingo Ortega, dejando verónicas de rodillas ceñidas que calentaban la faena. En la muleta deja cinco tandas por el derecho con largura y templanza, para coger la izquierda y disfrutar de una faena larga de sueño del toreo ante un ejemplar llamado Botinero, herrado con el número 11 al que INDULTA.

Cerraba como los verdaderos festivales mandan, un novillero que dejaba su nombre entre el público, Raúl Puebla,  al dejar cuatro preciosas verónicas para coger la muleta y toparse con un novillo noble pero flojito al que empuja en cada embestida, aún así logro sacarle grandes detalles y a la vez enseñar su gran proyección. 2 OREJAS

Ficha del festejo:

Borja Baena: 2 Orejas.

Eugenio de Mora: 2 Orejas.

El Capea: 2 Orejas.

Cristian Escribano: 2 Orejas y Rabo simbólico.

Raúl Puebla: 2 Orejas.

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*