Alameda de la Sagra revive el toreo cómico de la mano de Popeye el Marino y sus enanitos los toreros y termina soñando con el futuro del toreo

Fotografía José A. Mancha

Hablar del toreo cómico es hablar de ese espectáculo que antaño salvaba las ferias económicamente, también es hablar de ese festejo en los que toreros de la talla de Ortega Cano, Enrique Ponce, El Cordobés… se forjaron su trayectoria o simplemente del espectáculo que introducía la afición a los más pequeños atraves del humor. La localidad toledana de Alameda de la Sagra veía reflejado en su cartel un festejo donde Popeye el Marino y sus enanitos los toreros devolvían la verdad de un espectáculo que debería de estar en ese lugar privilegiado de los carteles que merece. Un festejo que en tan solo 2 horas hizo soñar a los más pequeños de los tendidos y revivir la infancia a los más mayores, en el que dos becerras sobraron para un espectáculo que dejo ver la innovación ante un zancudo torero.

El festejo arranco ante una gran comedia que puso la sonrisa imborrable de los más pequeños, para dar salida a la primera becerra de la tarde en la que los más pequeños pusieron su toreo con su mejor humor y Juan Ajenjo más conocido como Popeye, dejo constancia que la edad no pasa por él, dejando momentos en los que hizo brillar los ojos del publico. Mas humor mediante comedia irrepetible para dar salida a la segunda y ultima becerra de la tarde en la que el toreo de capa y de muleta junto a recortes de los más pequeños, saltos, el cubo salvador y la innovación del hombre zancudo que sorprendió dejando pasar al becerro por sus piernas, cerraban un espectáculo que dejo en la localidad de Alameda de la Sagra un volver a los tiempos de antaño y soñar con revivir con un espectáculo que sigue atrayendo a la afición más pequeña hacia el mundo del toro.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*