Victorino Martin y Jesús Mejías dejan en el ecuador de la feria de Cebreros un gran empujón hacia la ilusión de una feria que comienza a resurgir

Fotografía José A. Mancha

La localidad abulense de Cebreros llegaba al ecuador de su feria taurina con un cartel que por diferentes cogidas en la tarde de Blanca y ante ganado de Monteviejo dejaban fuera a José Manuel al recibir una cornada en su muslo derecho con orificio de entrada y salida y a Juan Carlos Benítez con una cornada en su muslo izquierdo que afecta al paquete vascular femoral, ambas con pronostico grave. Pronto la empresa se puso manos a la obra, dejando un cartel rematado ante un novillero veterano en el escalafón como Carlos Aranda y una promesa curtida en mil batallas como Jesús Mejías, dejando claro que la apuesta por el resurgir de la empresa era una apuesta consagrada. Una tarde en que los tendidos contaba casi con el lleno, ante la emoción de una ganadería como la de Monteviejo, mas conocida como los patas blancas liderada por el ganadero Victorino Martin, un novillero que esta a punto de decir adiós al escalafón para tomar la alternativa, Álvaro García y dos gallos de corral que a pesar de entrar por la vía de la sustitución llegaban al coso con ganas de llevarse la tarde.

La tarde la abría Carlos Aranda ante un novillo con apenas fuerza e imposible por el pitón izquierdo al que puso ímpetu y veteranía para sacar detalles sueltos por el pitón derecho, detalles que se borraron ante el fallo de la espada. OVACION. En el segundo de su lote el novillero se encontró ante un ejemplar con el volumen del valle del terror al que dejo oficio, ofreciendo grandes naturales que calentaron el tendido. 1 OREJA

Álvaro García pisaba el coso apostando fuerte en su penúltima novillada antes de coger la alternativa, dejando dos verónicas sentidas de inicio y muletazos sueltos a base de raza ante un astado con escasas fuerzas. VUELTA AL RUEDO En el segundo de la tarde dejo tres grandes verónicas sueltas para coger la muleta probarlo por ambos pitones y decidir matarlo. PITOS y OVACIÓN AL NOVILLO

Jesús Mejías llegaba como el menos rodado, pero ojo con este novillero que decidió dar el paso con caballos en nada mas y nada menos que la cuna del valle del terror, Cenicientos. En el primero dejo ya constancia en banderillas que iba a por todas, para en la muleta ratificarse dejando dos buenas tandas por el izquierdo. 1 OREJA En el segundo dejo una preciosa serie de verónicas para que Damián Jesus Martínez dejara un espectacular tercio de varas al aguantar al novillo de punta a punta de la plaza y el banderillero Jose Angel del Sanz salvar el tercio de banderillas con habilidad. Con la muleta poder ante un novillo con muchas teclas que de no haber fallado con los aceros habría sido de puerta grande. OVACION

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*