Tras muchos años de ausencia, Griñon revivia sus encierros ante el disfrute de corredores, publico y los mas pequeños que vivieron en su piel las mejores carreras

Fotografía José A. Mancha

La localidad madrileña de Griñon, tras un año de ausencia de la empresa taurina Ofetauro, volvía a poner toda su confianza para que dicha empresa organizara todos los festejos taurinos. Unos festejos que sorprendían con la incorporación de un concurso de recortes después de muchos años, que  además dejaban ver novillos en el ruedo y la vuelta de los encierros a la localidad.

El sábado 23 a las 9:00 horas la calle colindante a la plaza de toros se cerraba con barrotes abarrotados de publico dentro y fuera para vivir la vuelta de los encierros a la localidad. Unos barrotes que con gran gusto fueron prestados por la localidad vecina de Parla, una localidad ejemplar taurinamente en la zona sur de Madrid. Se soltaron las cuatro reses del concurso, dejando grandes carreras y sorprendiendo el ultimo al no querer llegar a la plaza y ante una gran decisión de la empresa organizadora pronto fue guardada al camión para que se diera comienzo a una capea que dejo soñar a los recortadores presentes. Grandes ejemplares que dejaron ver bonitos quiebros y recortes, que incluso animaron a grandes recortadores y corredores del panorama nacional a disfrutar de su embestidas. Un encierro que a su fin la organización quiso sorprender, dejando vivir a los mas pequeños grandes carreras de manos de mini cabestros. Unas carreras que hicieron soñar a los mas pequeños desde la llegada de ellos al inicio del encierro, donde el prestigioso recortador Julián Gómez Carpio y actual banderillero, ponía mas de un centenar de pañuelos a la voz del himno de San Fermín. Arrancaba la primera carrera ante la pasión y el sueño de esos futuros corredores que no quisieron perder el momento de sentir lo que los mayores habían sentido en el encierro matinal. A la llegada a la plaza vuelta atrás y en su parada en el inicio, todos pudieron sentir de cerca los animales, dándoles tacos de comida con el asesoramiento de los organizadores, además de ver el mimo con el que se trata la base de nuestra pasión.

Un sueño cumplido que demostró que nuestras raíces son parte de nuestra cultura y que el pueblo pide, dejando claro que ante una gran organización y una buena apuesta del consistorio, el toro son el eje de las fiestas de nuestros pueblos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*