El Alamo vive gracias a su asociación taurina un tentadero solidario que revive un toreo del antiguo al futurista con el paso por un día del diestro Iván Garcia

Fotografía José A. Mancha

La asociación taurina del El Alamo hacia realidad el segundo tentadero benéfico de la plaza de toros la Chacona. Un tentadero que arrancaba a las 18 horas del Sábado 12 con un sol que se apagaba por momentos, tiempo que no importaba a los aficionados que no pestañeaban en cada faena al revivir desde el toreo mas puro y clásico del maestro Frascuelo al toreo mas futurista y moderno de los tapias. Un tentadero que volvía a dar ejemplo a la sociedad, por el apoyo a las buenas causas y como no a las asociación que luchan con uñas y dientes por nuestra cultura y tradiciones.

Una tarde en la que la ganadera local, no quiso faltar, dejando ver un momento tan intimo y importante en una ganadería como es un tentadero a todos los aficionados allí presentes. Un tentadero que sorprendió con las reses, ya que las becerras tentadas dieron mucho juego y una presentación excelente. La tarde la abrió el toreo puro y clásico del torero madrileño Frascuelo, dejando torería y constancia de que Madrid tiene que abrirle la tarde 47. De tapia salía la promesa de la escuela taurina Yiyo, Marcos del Rincón, quien dejo grandes matices de su proyección. La segunda becerra fue para el maestro reciente mente retirado, Morenito de Maracay, quien toreo como bien dice el refrán, lo bueno en dosis cortas. De tapia y con un becerro muy entero, salió el novillero que repetía por segundo año consecutivo, Luis Pasero, quien dejo constancia de su poder y clase en sus lances. La tercera de la tarde era para el actual torero de plata Ivan Garcia, quien se ponía por delante por un día para hacer sentir al publico un toreo que nunca tenia que haberse quitado del oro, pero que tampoco se tiene que ir de la plata, mejor dicho tiene que ser un torero eterno, ya que en las dos facetas a dejado y deja soñar con el toreo. De tapia salía David Campos, quien toreo con raza y con esa clase que hace falta en el circuito de los sueños del futuro del toreo. En cuarto lugar salía el diestro Fernando Cruz, enseñando el toreo fácil, ante rival difícil y haciéndose preguntar al final de la faena, el porque este pedazo de torero no esta en el circuito. De tapia salía su discípulo, Roberto de Concepción, quien bajo la voz de fondo de su maestro y siguiéndole sus consejos, dejo ver que tiene muchos matices. Cerraba la tarde Alberto Lamelas, quien a poquito a pocos dejo una faena de ensueño, que dejaba el run run a su final entre los aficionados de porque Francia si disfruta de el y nosotros sus paisanos no. De tapia cerraba Estrella Magan, quien dejo destellos del futuro.

Un tentadero que dejo soñando a los soñadores del toreo, a los amantes de los lances y a los apasionados del toreo de verdad.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*