Aitor Fernández congrega a sus seguidores en la ganadería de Gregorio Ortega para agradecerle su apoyo

Fotografía José A. Mancha

El novillero Aitor Fernández, revelación de la pasada temporada en el escalafón sin caballos, reunió a todos sus seguidores incondicionales para agradecerles su apoyo. El Sábado desde las 11 de la mañana comenzaron a llegar los seguidores a la finca de las Infantas, finca donde pastan las reses de la ganadería de Gregorio Ortega y Blanca Ortega, con muchas ganas de disfrutar de su torero y de compartir con él un día de fiesta y de toros al mismo tiempo.

Tras la bienvenida, y a pesar de ser la primera vez en la historia que se suspendía una corrida con rachas de aire,  el novillero no quiso que nadie se fuera sin agradecerle su cariño incondicional, lidiando dos novillo. A continuación, fueron los asistentes quienes tuvieron la oportunidad de comprobar lo que siente un torero, pues ataviados con capotes, muletas y a cuerpo limpio, pudieron disfrutar de dos vacas bajo los consejos de su toreo.

Pero no podía despedir el dia el novillero sin una gran comida en la que no solo se intercambiaron recuerdos de las 22 tardes que lidio en la temporada 2017 y menos las risas con las anécdotas de los muchos viajes que han realizado para seguir a su torero.

Entrevista:

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*