Victorino Martin protagonizan Los Buenos, Los Malos y los del Montón en el homenaje de Vistalegre

Fotografía José A. Mancha

El coso taurino de Vistalegre abría sus puertas para homenajear a Victorino Martin Andrés ante una corrida de su casa y tres toreros de los que saben hacer soñar con sus toros. La entrada al coso fue algo especial, ya que al mirar el albero se apreciaiba una obra de arte realizada con serrín teñido del Murciano Nicolas de Maya, minutos antes de arrancar los altavoces sonaban haciendo el silencio que dejaban ver la entrega de un cuadro precioso de Monica Jimeno a su hijo en el coso que ponían ojos vidriosos al heredero de la A coronada y así soñaban la tarde los mas de 6000 espectadores presentes.

La tarde la arramcaba el jinense  Curro Diaz ante unas verónicas sentidas a Bolsico, toro ensillado con mucha nobleza que solo vio el caballo una vez. A la muleta el diestro realizo una faena templada por ambos pitones que se fueron enfriando al final. OVACION El cuarto salio con clase y con esa chispa que dan los toros de triunfo de la A coronada, gesto que pronto vio el diestro en el capote. En la muleta llego con la lección entendida el diestro y aprovecho las embestidas con el morro arrastras obligándole en las dos primeras tandas para dejarse llevar con un toreo vertical que emociono al publico. 1 OREJA

Daniel Luque bailo con el peor lote, encontrándose con un toro de Victorino al que había que tocarle muchas teclas para sacarle la verdad, sorprendiendo el diestro con una gran verónica, pero a la muleta el diestro quiso ponerse encima llegándole a asfixsiar y el toro se vino abajo. OVACION En el quinto de la tarde nula fue la opción a pesar de llegar a pedir el diestro al publico paciencia cuando todo el tendido veía que no era de triunfo por quedarse con el freno de mano echado por ambos pitones. SILENCIO

El extremeño Emilio de Justo llegaba al coso de vistalegre con el cuchillo entre los dientes y con la intención de demostrar que el triunfador que es en Francia también lo puede ser en España si las empresas le dan fechas. Se presentaba ante una verónicas ceñidas y con mando que hicieron rugir el coso para demostrar que es torero de dejar ver al toro en el caballo, siendo el único de la tarde que lo llevaba dos veces. A la muleta dejo muletazos de gran profundidad por la izquierda que de haber sido mas efectivo el acero y no haber coguido el descabello, podria haber logrado su meta de inicio. 1 OREJA En el que cerraba la tarde el diestro pronto descubrió un desclasado toro, el que aguanto aun metiéndose por ambos pitones, demostrando que si el toro no es de triunfo el no se esconde, si no se la juega para demostradlo. OVACION

Entrevistas:


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*