Mejorada del Campo se llena de torería y solidaridad ante un tentadero benéfico soñado por el aficionado

Fotografía: José A. Mancha

Después de una semana con mal tiempo en el este de Madrid, Mejorada del Campo sacaba el sol el domingo para dejar soñar al aficionado ante el segundo tentadero benéfico de la localidad. Un tentadero que arrancaba demostrando su solidaridad, ya que al inicio se entrego todo lo donado económicamente por los colaboradores, mas concretamente 400€ que fueron entregados a Amaya Gil y en sus puertas se podían ver esos juguetes que irán a parar a los mas necesitados.

El tentadero lo abrió el diestro Fernando Cruz ante la primera vaca de la ganadería de María Gascón herrada con el numero 42 que llego al caballo tres veces, destacando su ultima entrada ya que fue de largo y metió la cara en el peto. Fernando pronto vio que era imposible lidiarla por el derecho, ya que ni corrida obedecía a los toques de la muleta, por ello el diestro ofreció ocho tandas por el pitón izquierdo que dejaron en sus inicios muletazos con la mano corrida y con mucho sentimiento que emborronaron el animal al ir a peor en cada embestida. El tapia David Campos poco podía hacer ante un animal imposible, aun así le saco un muletazo templado que no pudo llegar a mas.

Alberto Aguilar se topaba con la vaca herrada con el numero 36, hermana de la primera y que llego al caballo 3 veces sin decir nada, la cual tuvo poca fuerza, pero a la que el diestro hizo poco a poco hasta darle muletazos que levantaron los oles. El tapia pronto vio lo que había dejado cosechado con su trabajo el diestro, aprovechando con su toreo para dar dos buenas tandas por el pitón derecho.

Antonio Nazare lidio la herrada con el numero 60, una vaca de distinto semental que llego al caballo tres veces por hacerla llegar, porque no dijo nada y a la que tuvo el detalle de salir de calle a sacársela con muy buen hacer el banderillero local Antonio Pérez al ver al tapia local con apuros. El diestro estuvo con mucho temple, toreando en línea a un animal que embestía con la cabeza arriba y a lo bruto. El tapia local Cristian se vio en muchos apuros, a lo que el diestro Alberto Aguilar vio rápido y salió en cada momento a explicarle como hacerlo y a colocársela para que lo hiciera.

Francisco José Espada topaba con la que mas se dejo de la mañana, poniendo quietud, temple y un amplio repertorio en su faena. El tapia Sergio Nunes dejo ver otro tentadero mas que esta en un buen momento, ofreciendo buenas tandas por ambos pitones.

Carlos Ochoa lidiaba la herrada con el numero 90, una vaca que cambio de picador, saliendo Israel de Pedro para picarla Joselito Cuevas, quien le realizo 4 veces la suerte sin decir nada en ninguna. Carlos demostró por el momento por el que pasa como torero, topándose con una vaca bruta y con mucha seriedad a la que le saco todo el jugo con tandas alargadas. El tapia Guillermo san José poco pudo hacer ante una vaca que se puso al final complicada, pero si aprendió mucho de terrenos ya que Alberto Aguilar volvía a salir para explicarle detalles de terrenos que solo saben  los toreros de su talla.

Curro Moreno cerraba el tentadero ante una vaca que cambiaba el tranco y la forma de embestir, sacándole el diestro tandas con mucha quietud y profundidad. El tapia Ángel Moreno rápido cogió la copia de lo que estaba haciendo el animal, aprovechando sus embestidas para sacar detalles sueltos en su muleta.

Entrevistas:

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*