Aitor Fernández se lleva la tarde del festival taurino de Griñon y deja constancia que el futuro en la tauromaquia existe

Fotografía: José A. Mancha

Tarde muy calurosa en el coso portátil de Griñón, dónde se guardó un minuto de silencio al final del paseíllo en memoria de Iván Fandiño, y donde se corrió un encierro de Hermanos Ruiz Cánovas para celebrar un festival taurino, que por tercer año consecutivo llevan la tauromaquia a una localidad taurina por excelencia.

Se han medido estos novillos de Hermanos Ruiz Cánovas el torero rejoneador Roberto Armendáriz que con una faena muy aseada y enseñando la cuadra de caballos que tiene este año, brillo y aún más con su caballo Cristal,  un caballo que se tumba en el ruedo enseñando a la gente de lo que es capaz de hacer un animal, y su jinete, mató de un rejón de muerte y consiguió las DOS OREJAS de su astado.

Como primer actuante a pie, Eugenio de Mora, que realizó una faena de menos a más una faena por ambos pitones que terminó con una estocada caída y una en todo lo alto siendo premiado con UNA OREJA a uno de los peores novillos de la tarde, un novillo que con fuerza y codicia, entraba muy reblincado a la muleta.

El segundo antes de la tarde fue el catalán Serafín Marín a el que tocó un carretón de novillo, realizando una faena que comenzaba recibiendo a pies juntos a el hilo de las tablas,  y rematando con una media verónica en el centro del ruedo, brindó al cielo por la muerte de Iván Fandiño y le saco unas series muy suaves desplazando al novillo con mucha fijeza con mucha codicia y como retazos muy lentos y bonitos también sacó 3 redondos para rematar su faena que culminó con una estocada todo lo alto consiguiendo las DOS OREJAS.

En tercer lugar actúa Román Collado, Román en los carteles,  que recibió al novillo junto a las tablas, con unas repentinas, luego después una serie de verónicas a pies juntos rematandolas con una media y una revolera, Román también brindó al cielo, comenzó su faena de muleta con unos estatuarios a pies juntos,  a un novillo con mucha fijeza y codicia a el  que remató de rodillas para terminar la faena poniendo a el público en pie.  Media estocada en todo lo alto para conseguir DOS OREJAS.

Y llegó la hora del alevín, Aitor Fernández novillero que con muchas ganas y muy buen son, arrancó con  unas verónicas de recibo, rematando con una revolera, haciendo un quite por sartilleras y brindo también al cielo. Realizó cuatros series por el pitón  derecho y dos por el izquierdo,  templando,  ligando y rematando los pases muy lentos en un espacio muy reducido con muchísimo gusto y ligazón,  terminar la faena, con unas manoletinas y unos redondos, que le bastaron para  arrancar DOS OREJAS Y RABO del último  novillo de la tarde.

Galería Fotografica

griñon 1 griñon 2 griñon 3 griñon 4 griñon 5

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /customers/8/8/d/desdechiqueros.es/httpd.www/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.