Villaconejos cuelga el no hay billetes en ningún sitio de la localidad cercana al encierro por segundo año consecutivo

Fotografía: José A. Mancha

La localidad madrileña de Villaconejos, volvía a sorprender el sábado día 6 ante un día completo de toros. Todo arrancaba a las 11 de la mañana ante la suelta de tres reses que se soltaron de uno en uno junto a los correspondientes cabestros, dejando carreras digna de mención. A continuación y ante una plaza donde no cabía un alfiler en los tendidos, se soltaron dos de las reses que ante la atenta mirada de la asociación y el respeto de los recortadores allí presentes, dejaron ver pocos recortes pero con gran calidad. A las 13 horas llegaba la parte mas bonita del día, la parte del fomento de la tauromaquia, que tras llevar a la calle una trashumancia acompañado de los mas pequeños, dejaba la constancia del gran esfuerzo de la asociación y como no de la cantera que tenemos el privilegio de tener. Pero el plato fuerte llegaba a las 17:30 horas, momento en el que el camión descargaba dos cajones en una calle repleta de arena. De los cajones primero se dio salida a Luchita, un toro de la ganadería de la Cardenilla que lucia el guarismo 2 y que nada mas y nada menos peso en la bascula 610Kg adquirido por la asociación taurina de Villaconejos. Para recibirlo se planto un miembro de la asociación, quien vio con la fuerza que salió una res digna de cuadro taurino y que ofreció grandes detalles, incluso el mas sorprendente que fue el guardarse en el mismo cajón por el que salió. Después del gran toro adquirido por la asociación llegaba el del ayuntamiento, un toro que atendía al nombre de Engalonado y lucia el guarismo 2 de la ganadería de Aurelio Hernando, que aunque con menos pesaje y una presencia mas basta, ofreció una salida para deleite de los corredores allí presentes, ya que salió rápido y dejo pocos quiebros en la arena al no dejar embestidas muy claras. Por la mañana se dejaba un novillo en los toriles, que se soltaba por la tarde pero que al igual que por la mañana dejo mucha expectación por la tarde no quiso volver a su salida, dejando su templanza en el ruedo. Y como cierre, se soltó en el coso portátil vacas de las que dejaron en una plaza a rebosar como en la mañana grandes momentos de diversión y bonitos recortes de los canteranos de la calle.

Galería fotográfica

 villaconejos 2.1 villaconejos 2 villaconejos 3 villaconejos 4 villaconejos 5

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*