Montealto impide una resurrección de un mano a mano sin expectativa desde un inicio en Las Ventas

Fotografía: José A. Mancha

11547 espectadores se plantaron en el coso venteño para disfrutar de una tarde sin un porque de un mano a mano en el que nada, ni nadie, ni un sentido se sabia que hacia expuesto en un cartel. Pero cuando se incluye falta de competencia, profesionalidad por parte de las cuadrillas (subalternos y picadores) y ya encima la ganadería anunciada da el petardazo total, la afición deja en su memoria un olvido de lo vivido en la tarde.

Todo arrancaba ante Capanegra un toro del gusto de la afición de Madrid pero que pronto destaco por su poca casta, al que de inicio avecino a Curro Díaz que en los otros dos seria. En su segundo no quiso bailar como su nombre decía, mas bien quiso mirar por encima desde el tercio de banderillas donde la cara no pudo ponerla mas arriba. Ya en la muleta Curro no quiso dejar pasar otro toro, pero el toro pareció no dejarle lidiar. Pero dicen que no hay quinto malo, y así fue, ya que el quinto de la tarde fue el único que podría pasar de una tarde imborrable para la afición. Pronto lo vio el diestro y ante unos trincherazos bajos hicieron rugir a Madrid. Pero no podía ser, el toro se empezó a venir a menos y aunque el diestro puso disposición, al quedarse el toro mas bien corto Curro tuvo que pasar a matarlo y esperar a San Isidro, mas concretamente al 15 de Mayo.

Pero si mala suerte tuvo Curro Díaz ante el ganado, peor fue la de José Garrido quien en conjunto dejo ver su disposición, su capote en el segundo o en el cuarto y algunos muletazos sueltos ante tres toros que si dejamos al remate del sexto podemos hablar que la despedida fue de un manso al que por sus 680 Kg mas contento se puso el carnicero que el torero. Eso si deja la mecha encendida ante su gran actitud para asistir a verle en una de las dos tardes que tendrá en San Isidro ante las ganadería del Pilar el 13 de Mayo o ante Fuente Ymbro el 17 de Mayo.

Fue cogido el subalterno Antonio Chacon de la cuadrilla de José Garrido quien salia con un puntazo corrido y rotura fibrilar 1/3 distal bíceps femoral muslo derecho. Es atendido en la enfermería de la plaza de toros y se traslada al Hospital San Francisco de Asís con cargo a la Fraternidad. 

Curro Díaz (azul marino y oro): palmas, silencio y palmas.

José Garrido (sangre de toro y oro): silencio, silencio y silencio.

Los toros de Montealto fueron decepcionante en el juego, con mucha dispersidad, faltos de raza y sin fondo alguno.

 

 

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /customers/8/8/d/desdechiqueros.es/httpd.www/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.