La localidad toledana de Illescas empieza a consagrarse como una cita para no perderse tras la presentación de los astados, el cartel y los detalles de la plaza impartidas por Maxitoro

Fotografía: José A. Mancha

La localidad toledana de Illescas, ofrecía su tradicional corrida de toros en honor a la virgen de la caridad con un cartel muy rematado y unos astados que se acostumbrar a ver en grandes ferias de segunda e incluso en algunas de primera. Una tarde en la que se presentaban en el coso los diestros Capea y Jiménez Fortes, quienes seguro se fueron con una sensación de corrida de toros de las que hacen ponerse de verdad ante toros de los que imponen y emocionan con su presencia al publico.

Arrancaba la tarde el maestro Capea ante el toro Desajustado, un toro muy descastado al que recibió con el capote de rodillas ante una larga cambiada con la intención de poner su sello de inicio. Al turno de la muleta el diestro no se acoplo por ningún pitón, ofreciendo muletazos sin trasmisión. Buen espadazo que le hizo que el publico le otorgase la primera oreja. En su segundo repitió el saludo capotero para coger la muleta y ofrecer tandas sueltas por el izquierdo que en ocasiones llegaron al publico pero se emborronaron por culpa del descabello, aun así el publico le concedió una oreja y puerta grande.

Como segundo de la terna y punto de mira del publico, Morenito ponía todo su empreño ante un toro mansurrón que emborronaba mas tras su primer toro devuelto. Se pudo ver algún muletazo templado y alargando la mano, pero no llegaron del todo a los tendidos dejando al publico frio. En su segundo salió con el cuchillo entre los dientes para no dejar escapar la puerta grande, y así fue con un capote que hizo el quite hasta con banderillas puestas para enseñar que es uno de los toreros a ver entre los grandes. En la muleta corrió la mano en tandas de mucho sentimiento y cálida que hicieron poner al publico de acuerdo con el presidente para concederle las dos orejas para abrir la puerta grande.

Fortes arrancaba su terna ganadera ante un toro imposible al que intento por ambos pitones para justificar el toro y tuvo que matarlo sin mas. En su segundo le tocaba otro toro descastado, aun así poco a poco el maestro se la fue jugando entre los pitones con la intención de salir con sus dos compañeros por la puerta grande, geste que le hizo llevarse un susto y abrir los ojos para matar un toro sin sabor del toreo.

Los actuantes veían sus actuación con estas declaraciones,

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /customers/8/8/d/desdechiqueros.es/httpd.www/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.