San Martin de la Vega demuestra que en el toreo hace falta nuevos valores para devolver la emoción a los tendidos

Fotografía: José A. Mancha

Ante una localidad que a podido tener una de las expectaciones mas grandes del mundo del toreo y donde pasaban los mejores novilleros, llevaba unos años difíciles en los que los aficionados perdieron la fe. El domingo 25 se anunciaba un festival que marcaba un cartel en la que la oportunidad brindaba el espectáculo y la ilusión de devolver al publico al coso. Ante media entrada larga se arrancaba una tarde de mejora taurina en la localidad.

El primero en abrir era el rejoneador Oscar Mota, que ante un novillo entablado y sin arrancadas grandes ni limpias, ofreció una lidia impecable en la que demostro la cuadra que tiene, llegando a sacar en su primer festejo de la temporada a todos los caballos toreros de los que dispone y en la que puso todo de su parte para demostrar que se merece estar un pasito mas en el toreo a caballo. Esta disposición le hizo cortar las dos orejas del primero de la tarde.

Un maestro como Sánchez Vara, que con un gran novillo, al que se le premio incluso con una vuelta al ruedo, lo recibía al hilo de las tabas con una larga cambiada que levantaba los primeros oles con fuerza de la tarde, para luego comenzar la faena de muleta rodilla en tierra, para demostrar que es un torero que tiene dentro mucho arte y que cuando se trata de demostrar y enseñar el gran momento por el que pasa hace disfrutar al aficionado, el cual le recompenso con las dos orejas del astado.

En tercer lugar llega el turno de un torero de la zona, concretamente del pueblo vecino de Pinto, Juan Manuel Jiménez, el cual no podemos olvidar que en su etapa novilleril fue uno de los lideres del escalafón taurino. Ante un gran novillo, con envestidas muy claras y metiendo la cara, pero cortas debido a su falta de fuerza, le toreaba con mucho sentimiento, hondura y toreo de calidad, consiguiendo también los dos orejas.

Llega el turno del torero local Diego de Llanos, al cual le esperaba su pueblo y le hacia salir a saludar ante el inicio de su faena. Se le nota la falta de pisar los ruedos, pero a pesar de esto, saco varias tandas por ambos pitones al mejor novillo de la tarde, que encandilan al respetable, pero que por desgracia tiño, con las dos estocadas y tres descabellos. Siendo  también premiado con las dos orejas, por la codicia y el tesón.

En último lugar y cerrando la tarde llegaba Aitor Fernández, un novillero que la afición esperaba después de esa gran faena en el festival de Chinchón del año anterior en el que corto los máximos trofeos después de una faena de ensueño. Ante un novillo acalambrado desde el primer momento, que no llego a entender en un principio el novillero, al cual saco la raza y la pureza que lleva dentro para pelear por el ritmo de la tarde de orejas. Esta disposición y su exposición le dejo arrancar las dos orejas de este ejemplar de la ganadería de Hermanos Ruiz Cánovas, que en líneas generales, se ha dejado lidiar y a demostrado mucha raza, a pesar de la falta de fuerza de algunos de sus ejemplares.

Galería fotográfica

san 1

san2

san 3

san 4

san 5

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /customers/8/8/d/desdechiqueros.es/httpd.www/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.