El novillero revelación Marcos Pérez  ha decidido dejar de torear. Tras una temporada en la que ha actuado 33 festejos y a cosechados prestigiosos triunfos como ganar el certamen de Soy novillero, o abrir puertas grandes en Borox, Yuncler etc.

El nieto del ganadero Domingo Hernández y  hijo del empresario Maximino Pérez había sembrado grandes expectativas entre los aficionados y un puesto en el escalafón entre lo más alto de sus compañeros. En 2016 le esperaba el debut con picadores y una ilusionante etapa, pero después de meditarlo mucho ha puesto punto final a su carrera.

El joven diestro asegura que no habrá mas paseíllos de luces, pero que si quiere seguir trabajando en el mundo del toro ayudando a su padre, que no descarta torear en algún festival, ya que se siente torero apesar de decir adiós para continuar un nuevo camino, dejando a la afición con la intriga de hasta donde podía haber llegado como torero. No quiere decir este adiós sin mandar un mensaje de agradecimiento a todas aquellas personas que le han mostrado su apoyo en su corta, pero intensa etapa de novillero.